Cómo adaptar un baño para personas discapacitadas

 

como adaptar un baño para personas con discapacidad

Cómo adaptar un baño para personas con discapacidad

Para las personas con discapacidad contar con el apoyo necesario para su día a día, como un baño adaptado es muy importante. Hoy te damos algunos consejos  sobre cómo adaptar un baño para personas con discapacidad.

Puertas anchas y correderas.

Es conveniente que los baños para discapacitados dispongan de una puerta de fácil acceso para una silla de ruedas. Una mayor anchura permite entrar y salir con una silla de este tipo. Además, al ser corredera, abrirla y cerrarla es muy sencillo.

Según la ubicación del baño en la vivienda esto no siempre es posible. En esos casos es interesante cambiar la puerta y hacer que la puerta se abra hacia fuera y no hacia dentro. ¿Cuál es la razón? Evitar que en caso de una caída en el interior no se pueda acceder al baño desde fuera.

Modelo de puerta corredera baño para personas discapacitadas

Suelos antideslizantes.

El suelo debe ser de algún material antideslizante para evitar accidentes y no puede haber desniveles. Además debe existir un espacio libre de al menos 150cm de diámetro, que permita en el interior del baño el giro de una silla de ruedas en 360º.

Apoyos.

Las barras de apoyo junto a los muebles de baño son indispensables. Si las paredes están débiles lo mejor es reforzarlas antes de instalar las barras.

Las de sentido horizontal deben estar a 85 cm de altura y las verticales a 140 cm de altura. Para la ducha es recomendable incorporar un asiento fijo y abatible.

Apoyos para baño adaptado

Muebles de baño.

– Todos los accesorios del baño (jabonera, toallero, etc.) deben ir instalados a una altura no superior a 120cm. del suelo.

– El lavamanos no debe tener pedestal ni mobiliario inferior que impida la aproximación de una silla de ruedas hasta su borde. Debe ir a una altura de 80cm.

– Es conveniente que la grifería sea del tipo palanca, presión o algún otro sistema que no necesite girar la muñeca para su funcionamiento.

– El espejo se instalará a una altura de 100cm desde el suelo y con un ángulo de inclinación de 10º con respecto a la vertical.

– El WC debe estar a una altura de 50cm desde el nivel del suelo. Si el artefacto estándar es de una altura menor, se puede solucionar colocándolo sobre una plataforma en obra lo más ceñida a la forma de la base del inodoro para no interferir en la aproximación hacia él.

– Los asientos de los inodoros deben estar bien sujetos y en perfectas condiciones, ya que al no ser así aumenta considerablemente el riesgo de caídas.

Altura y posición correcta wc

Altura correcta wc

https://geriayuda.com/producto/elevadores-de-w-c-regulables-en-altura-e-inclinacion-2/

Ducha o bañera.

Un elemento muy importante al adaptare un baño para una persona discapacitada o para mayores con movilidad reducida es la ducha o bañera.

Si se opta por la ducha, una silla para ducha para discapacitados es esencial. También es interesante que el suelo de la ducha no tenga ningún escalón y esté a ras del suelo. Pero si no se puede cambiar la existente, puedes disponer de una rampa desmontable para el momento de entrada y salida de la ducha.

Además, las mamparas correderas, las pegatinas antideslizantes para el suelo, las ya mencionadas barras de apoyo y un grifo oscilante con alcachofa fija arriba facilitan el uso seguro y cómodo de la misma.

Modelo ducha para discapacitados

En el caso de que no puedas hacer obra y el baño ya disponga de una bañera, hay que facilitar el uso seguro de esta.  Para ello, se puede instalar un sistema de silla giratoria. El asiento queda emplazado firmemente en la bañera, sin requerir obras ni fijaciones y se puede retirar al instante para usar la bañera normalmente. La seguridad del asiento es muy importante.

Asiento giratorio para bañera

https://geriayuda.com/producto/asiento-giratorio-de-aluminio/

Estas son algunas de las soluciones prácticas para baños para discapacitados que permitirán una mayor seguridad y facilidad de uso de los mismos. Tanto para discapacitados como para ancianos que empiezan a perder facultades físicas y para personas de movilidad reducida de todas las edades.

Ya veis que se trata de algunos pequeños y grandes cambios en el baño que reducirán muchísimo el riesgo de lesiones, caídas y otros problemas en personas que ya tienen su visita al servicio lo bastante complicada, con lo que merece muchísimo la pena plantearse cuáles de estas medidas convienen a nuestros mayores para hacerles la vida más fácil.

  Fuentes: felizvita.com     
blogs.20minutos.es/