LESIONES MÁS FRECUENTES EN EL SURF. CAUSAS Y PREVENCIÓN EN FISIOTERAPIA.

El surf es un deporte complejo, en el que además de ser necesaria una buena condición física de base, hay que tener en cuenta los factores cambiantes del medio en el que se desarrolla, el mar.

Los factores físicos que se requiere para la práctica del surf  son muy amplios ya que es necesaria fuerza por ejemplo para el arrastre en la remada y en el inicio de  la fase de puesta en pie, coordinación, sobre todo en el momento de ponerse en pie sobre la tabla y equilibrio en todas las fases pero especialmente al “cabalgar la ola”.

¿Qué lesiones son típicas en el surf?

Teniendo en cuenta las características del surf, y nuestra experiencia clínica, podríamos realizar un pequeño listado de las lesiones más frecuentes:

  • Esguince de rodilla
  • Lesión meniscal
  • Tendinitis del tendón rotuliano
  • Tendinitis del hombro
  • Puntos gatillo
  • Dolor dorsal o dorsalgia
  • Dolor lumbar o lumbalgia
  • Golpes

Esguince de rodilla:

Una mala coordinación de la musculatura de la  rodilla, y los rápidos giros necesarios en el direccionamiento de la tabla y la realización de los “trucos” hacen de esta lesión una de las más frecuentes especialmente en el ligamento lateral interno.

Lesión meniscal:

Un giro brusco en el que el tobillo quede fijado y se provoque una extensión unida a una rotación puede ser uno de los movimientos que pueden lesionar estos elementos.

Tendinitis del tendón rotuliano:

No es una de las más comunes, pero puede darse en ocasiones en surfistas noveles que realicen esfuerzos repetidos sin la capacidad necesaria y en unos ángulos inadecuados.

Tendinitis en el hombro:

Muy típica en los surfistas noveles sin una buena técnica de remada tablas anchas y falta de fuerza.

Puntos gatillo:

Muy comunes en los rotadores del hombro y el dorsal ancho por la sobrecarga en la remada sobre todo cuando hay fuerte oleaje en contra o resaca.

Dolor dorsal:

La remada del surf requiere una extensión dorsal relativa para ser capaz de observar el horizonte mientras se avanza, en personas con rigidez dorsal los músculos extensores pueden verse superados y provocar dolor.

Dolor Lumbar:

Cuando existe una incapacidad para la extensión dorsal relativa, la mayor parte del movimiento va a realizarse con la zona lumbar, lo cual puede dañar diferentes estructuras y sobrecargar la musculatura extensora.

Golpes:

Los golpes con las tablas suelen producirse en zonas masificadas y con surfistas sin experiencia, los golpes contra el fondo son más comunes en días con fuerte oleaje y zonas poco profundas.

Los golpes pueden producir lesiones asociadas como fracturas o lesiones ligamentosas y musculares  en la columna cervical.

¿Cómo puedo evitar o prevenir estas lesiones?

Una buena preparación física para evitar las lesiones además de un buen conocimiento del medio en el que nos movemos y de las reglas de preferencia  al coger y surfear las olas es esencial. Teniendo esto en cuenta podemos diseñar unos campos de prevención que podemos abordar.

Entrenamiento de fuerza:

Esencial en los cuádriceps que nos elevaran y darán estabilidad a la rodilla. No debemos olvidar tampoco isquiotibiales, glúteos, aductores y musculatura del tren superior redondo mayor y dorsal ancho.

Trabajo de la propiocepción:

Muy especialmente de la rodilla, es necesario una adecuada coordinación y que la contracción y fuerza se desarrollen en los ángulos adecuados.

Core:

La potencia sin control no sirve de nada, el trabajo de core nos dará la capacidad de estabilizar toda nuestra zona central del cuerpo.

Movilización dorsal:

Ejercicios de movilización dorsal con una toalla o un rulo por ejemplo nos facilitarán la remada y evitara sobrecargar otras zonas como los hombros la columna cervical o lumbar.

El surf está en auge y todos nos damos cuenta de la cantidad de cursos y gente practicando en nuestras playas, es un deporte precioso y por esto debemos cuidarnos para poder practicarlo mucho tiempo y evitando lesiones.

fuente:

www.fisioterapia-online.com

La ‘muñequera’ que permite tomar un café y leer prensa con Parkinson

  • La empresa EMO, junto al IBV, crea una ortesis textil que evita los movimientos involuntarios de la mano a través de un amortiguador.

El temblor esencial, entre el que se encuentra el Parkinson, es una enfermedad que origina un movimiento involuntario normalmente en manos y brazos. Las alternativas para estos enfermos varían entre la cirugía y los fármacos, pero estas soluciones no funcionan en muchos pacientes.

14096822335675

La empresa valenciana EMO, junto al Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV) y un consorcio europeo, ha desarrollado una ‘muñequera’ que reduce en más de un 30% este temblor, permitiendo a las personas afectadas volver a realizar tareas diarias como tomarse un café o leer el periódico.

El desarrollo surge de una línea de trabajo del IBV donde estudiaba la forma de paliar esta enfermedad a través de elementos mecánicos. ¿El problema? Eran artilugios muy voluminosos, pesados e incómodos que estigmatizaban a los usuarios.

El instituto se marcó el objetivo de aprovechar su ‘know-how’ para aportar un enfoque comercial a estos elementos mecánicos reduciendo su tamaño y facilitando su uso. Para ello acudió al fabricante valenciano de prótesis, EMO, y le propuso coordinar conjuntamente un proyecto europeo, Tremend.

El dispositivo está formado por dos partes de tejido, una que cubre la mano y otra el antebrazo. La clave del diseño se basa en el uso de un amortiguador rotatorio, que une las dos piezas, y es el encargado de «reducir los movimientos involuntarios» del enfermo. El sistema se ha creado para reducir al máximo su tamaño a la vez que disminuye los movimientos involuntarios, pero no los voluntarios.
El siguiente paso fue dar con una fijación de la ortesis que no eliminase el efecto del amortiguador. El problema es que el brazo es una zona con muchos tejidos blandos que pueden acabar moviendo el sistema. El centro tecnológico trabajó con las presiones del producto para generar una apertura suficiente en las zonas de agarre sin llegar a molestar.

Una vez desarrollado el dispositivo, se realizaron pruebas cuantitativas y cualitativas con 12 pacientes. Los resultados permitieron concluir que la ortesis es capaz de reducir el temblor de la mano en más de un 30%. No sólo eso, los usuarios analizaron positivamente la facilidad de uso y el confort del producto.

Tras la finalización del proyecto, la empresa EMO comenzó a fabricar y vender la ortesis a finales de 2012. Tal ha sido el éxito, que la compañía ya está produciendo el segundo lote del producto para su pronta comercialización.

Fuente:  periódico «El Mundo».