FIN MASCARILLA

«Si estás al aire libre, necesitas estar distanciado o llevar mascarilla. Si no estás al aire libre, necesitas distancia y mascarilla”.

Desde el próximo sábado 26 de junio, las mascarillas, que nos habían acompañado desde que empezara la pandemia, dejarán de ser obligatoria al aire libre en nuestro país. A partir de esa fecha, España se suma a la larga lista de países donde se podrá prescindir de este elemento de protección, siempre que se garantice la distancia de seguridad de 1,5 metros  entre no convivientes, en calles donde no se produzcan aglomeraciones.. No obstante, su uso continuará siendo necesario en interiores o en transporte público, por lo que deberá seguir acompañándonos cuando salgamos de casa.

El avance en la vacunación y el descenso del impacto de la pandemia ha traído consigo esta situación, celebrada por la mayoría de los ciudadanos. Sin embargo, algunas personas pueden sentirse intranquilas prescindiendo de las mascarillas en esta nueva normalidad en la que aún convivimos con el coronavirus y pueden surgir ciertas dudas sobre su uso, por lo que algunos expertos recomiendan seguir una regla conocida como la “dos de tres”. Esta regla consiste en cumplir dos de las siguientes tres condiciones:

-Mascarilla.

-Distancia.

-Aire libre.

«Si estás al aire libre, necesitas estar distanciado o llevar mascarilla. Si no estás al aire libre, necesitas distancia y mascarilla”.

De cualquier modo, las autoridades hacen especial hincapié en en que no debemos bajar la guardia e insisten que se cumplan minuciosamente las medidas que se encuentren en vigor, entre ellas, el uso de mascarillas en aquellas situaciones en las que se sigan considerando necesarias e incluso algunas comunidades autónomas entre las que se encuentra Andalucía, han anunciado que «recomiendan» a la población que la siga utilizando, dado a que la tasa acumulada es más elevada en nuestra comunidad. Es por esto por lo que pese a la retirada de las mascarillas al aire libre en todo territorio español, es altamente recomendable (e incluso necesario) llevar siempre una mascarilla con nosotros, pues se nos va a exigir al entrar en algún espacio cerrado, al subir al transporte público e incluso al aire libre, cuando la cantidad de gente que se aglomera en una calle así lo requiera.

En conclusión, podemos resumir la nueva situación que se nos presenta a partir del día 26 de junio en dos sencillos puntos:

  • EN INTERIORES: MASCARILLA Y DISTANCIA.

  • EN EXTERIORES: MASCARILLA O DISTANCIA.