SALVAESCALERAS

SOLUCIONES DE ACCESIBILIDAD PARA TU VIVIENDA

Una vivienda debe de ser accesible para todos. Cada vez somos más conscientes de que es necesaria una adecuación de los edificios, viviendas e infraestructuras para alcanzar la accesibilidad universal. Ya no solo es cuestión de la creciente longevidad del ser humano, sino que con el paso de los años las viviendas sin adaptar suponen un obstáculo para nuestro día a día. El objetivo fundamental es ofrecer calidad de vida para todos. Además se trata de una inversión, ya que una vivienda accesible se revaloriza en el futuro.

Qué son y para qué sirven las soluciones de accesibilidad para particulares

Vivir con falta de movilidad, ya sea por la edad u otro factor del estilo de vida, hace que la vida sea significativamente más difícil. Un lugar donde todos los individuos deben sentirse cómodos es en casa y sin embargo, la mayoría de los hogares no están diseñados pensando en sillas de ruedas, andadores u otros dispositivos de asistencia para la movilidad. Afortunadamente, existen varias soluciones para hacer que la vida en casa sea tan normal como siempre. De hecho, actualizar tu hogar puede garantizar la seguridad, crear comodidad y permitir una vida autónoma.

Razones y ventajas para instalar de una solución de accesibilidad en tu casa

Cuando nos planteamos eliminar alguna barrera arquitectónica, suele ser porque se tiene o se espera una razón de peso, que nos impide subir o bajar escaleras, movernos, etc., y se necesita alguna solución de accesibilidad en la vivienda, bien por salud o por movilidad. Pero más allá de esa necesidad concreta de uno de sus inquilinos, convertir una vivienda en vivienda accesible, tiene múltiples ventajas:

  • Subir o bajar escaleras, deja de ser un problema.
  • Se pueden volver a usar y disfrutar estancias de la vivienda que antes no se usaban por ser difícil acceder a ellas.
  • El tránsito general por la vivienda, es mucho más seguro y cómodo, tanto en los desplazamientos interiores o exteriores.
  • El elemento a instalar  se integra tan bien estéticamente, que aporta valor añadido a la decoración de nuestra casa.
  • Entrar y salir de nuestra piscina vuelve a ser posible sin esfuerzo y con seguridad.
  • Una vivienda accesible se ve incrementado su valor patrimonial neto de forma sustancial.

Mejores soluciones de accesibilidad para tu casa

Ya sea para una vivienda unifamiliar o para una comunidad de vecinos, existen ya hoy en día muchas soluciones para hacer un edificio accesible. Las viviendas unifamiliares pueden tener pequeños desniveles o escalones, que a veces, se pueden eliminar con rampas, si contamos con el espacio suficiente para su desarrollo. Las viviendas unifamiliares, suelen tener una disposición de 2 o más pisos y de lo que se trata, es de dar accesibilidad entre estos, y las rampas no son soluciones viables. Pero existen otras soluciones adaptadas, así se pueden incorporar:

1. Sillas salvaescaleras. Una silla elevadora o silla salvaescalera es una solución simple y eficiente. El usuario simplemente se sienta en el asiento y es llevado desde la parte inferior de las escaleras hasta la parte superior o viceversa, lo que le permite moverse fácilmente por su casa. Puede hacer la vida mucho más fácil y cómoda para una persona que tiene dificultades para usar las escaleras. El tipo de silla salvaescaleras que necesita una persona, puede depender en gran medida de su altura, peso y de si puede o no caminar hasta ella, o si necesita ser trasladada desde una silla de ruedas. Es también una solución relativamente rentable, muy rápida de instalar y también puede ser temporal.

2. Plataformas elevadoras inclinadas. Una plataforma salvaescaleras horizontal, motorizada y automatizada, con unas dimensiones aptas para alojar encima una silla de ruedas con su usuario y, que se eleve mediante un raíl inclinado salvando el desnivel entre tramos de escaleras, es una solución que permite a los usuarios de sillas de ruedas, superar los tramos de escaleras, siguiendo la proyección de las mismas, de forma completamente autónoma y siempre en su propia silla. Pueden ser instaladas en escaleras largas, con cambios de pendiente y curvas y pueden tener paradas intermedias.

Este tipo de instalaciones son óptimas para usuarios autónomos de sillas de ruedas. Las distintas configuraciones de dimensiones y accesorios, permiten que pueda ser usada simultáneamente por un asistente, o gobernada desde el exterior. También pueden ser usadas por personas mayores, con la movilidad comprometida, gracias a la incorporación opcional de una asiento retráctil en el interior de la propia plataforma, haciendo esta solución mucho más versátil.

 

plataformas elevadoras salvaescaleras inclinadas tramo recto

3. Salvaescaleras verticales. Una variante en el concepto de plataforma salvaescaleras, es que se eleve en vertical, en vez de elevarse siguiendo los tramos de escaleras (inclinadas). Pueden superar barreras desde unos pocos centímetros, hasta casi los 3 metros de desnivel vertical, no tienen paradas intermedias y su versatilidad, facilidad de uso y, disponibilidad, hacen de este producto uno de los más valorados por los usuarios.

Existe una gran variedad de dimensiones y opciones. Los huecos por los que circulan deben estar debidamente protegidos para otras personas y pueden cerrarse por completo con unas livianas estructuras acristaladas o no, permitiendo así, tener muchas más opciones estéticas y de integración con el entorno. Esta configuración mecánica, es ideal no solo para usuarios de sillas de ruedas, si no para toda clase de personas con algún impedimento de movilidad, como mayores, mujeres embarazadas, o personas con distintas enfermedades o dolencias temporales o permanentes.

4. Salvaescaleras portátiles. En ocasiones, por razones de espacio o de necesidades especiales del usuario, no es posible la instalación de un sistema salvaescaleras fijo. Este mecanismo consta de una estructura sobre que se coloca sin esfuerzo la silla de ruedas y mediante una oruga o un sistema de ejes de múltiples ruedas y, con la asistencia de un motor a baterías recargables, permite subir y bajar a una persona sentada en su silla de ruedas, a lo largo de una escalera. Este tipo de salvaescaleras portátiles, debe ser gobernado por otra persona. Su funcionamiento es muy sencillo, y se hace sin ningún tipo esfuerzo por parte del usuario, ni del asistente, de forma completamente segura, aún en el caso de quedarse sin alimentación el motor durante la marcha. Además, se desmonta en pocos segundos y sus contenidas dimensiones, permiten llevarlo de un sitio a otro en el maletero de cualquier coche.

soluciones accesibilidad personas silla de ruedas

5. Escaleras convertibles. Cuando el desnivel a salvar es pequeño, y las dimensiones de las escaleras, tanto en anchura, como del entorno, no permiten la instalación de otras soluciones, las escaleras convertibles permiten el tránsito de las escaleras tanto a personas sin problemas de movilidad, como a usuarios de sillas de ruedas.

Las escaleras y plataformas convertibles son unas escaleras completas articuladas, con barandillas y pasamanos, que mediante un ingenioso sistema motorizado, cuando han de ser usadas por una persona en silla de ruedas, se abaten hasta dejar todas las huellas de la escalera en el mismo plano, para posteriormente, elevar este plano (plataforma) hasta el nivel superior. Cuando sale el usuario al nivel superior, se pulsa de nuevo el mando y la plataforma se desabate, formando de nuevo el peldañeado normal de la escalera.

 

6. Rampas portátiles. Las rampas portátiles, dan solución a los pequeños resaltes, que se producen en los umbrales de puertas, bordillos, zócalos, salidas a terrazas, portales, jardines, etc., permitiendo que las personas que usan sillas de ruedas superen estos pocos centímetros con facilidad, y que el resto de usuarios, puedan evitar los riesgos derivados de tropiezos y caídas. Son la mejor solución en las salidas a terrazas, tránsito entre dos estancias, etc. También existen rampas plegables portátiles que, apoyadas en el suelo y en el umbral trasero de un vehículo adaptado, permiten subir y bajar a una silla de ruedas con su usuario del mismo. Están construidas en distintos materiales, desde goma hasta acero siempre antideslizantes.

soluciones accesibilidad personas silla de ruedas

7. Ascensor unifamiliar para casa. Son la solución ideal para salvar la diferencia de alturas y poder utilizar libremente toda la vivienda. Aportan seguridad, mayor confort, ganando calidad de vida y mejorando la accesibilidad haciendo el día a día mas fácil.

Un ascensor unifamiliar funciona con la misma red eléctrica que tienen las viviendas. Pueden tener de 2 a 5 paradas, hasta 12 metros de recorrido y posibilidades de embarques múltiples. Por tanto, resuelve la accesibilidad de una vivienda unifamiliar completamente de la misma manera que lo hace un ascensor tradicional y quedan perfectamente integrados en la arquitectura existente.

 

Ascensor eléctrico SUPES

 

8. Sillas grúa para piscina. El acceso a la piscina de nuestra vivienda unifamiliar, es a veces, una barrera arquitectónica un tanto olvidada y pensamos que no existen soluciones. Es un dispositivo de elevación diseñado para trasferir a personas con movilidad limitada o discapacidades, desde una zona cercana a la piscina al interior de la misma de forma segura y cómoda.  Así las personas con diferentes discapacidades o problemas de movilidad pueden participar y disfrutar de las ventajas de la terapia acuática en diferentes entornos, así como al acceso a las piscinas por ocio.

Su funcionamiento se hace o por una toma de agua a presión o por un pequeño motor eléctrico a baterías y están construidas en acero inoxidable y otros materiales resistentes al entorno. El mantenimiento es muy sencillo y en la mayoría de los casos se reduce a regar con agua dulce de vez en cuando, las partes en contacto con el agua clorada o salina de la piscina. En el caso de las sillas elevadoras acuáticas de funcionamiento eléctrico, además, tan solo tendremos que poner a cargar las baterías después de algunos usos.

Su uso no está restringido sólo a personas con movilidad reducida, si no a cualquier persona cuyas capacidades físicas, le dificulten la entrada y salida de una piscina por medios convencionales; personas mayores, mujeres embarazadas, personas lesionadas, usuarios de silla de ruedas, etc. Por tanto, es una solución perfecta para permitir el acceso a cualquier persona a cualquier piscina, tanto pública como privada o de uso individual.

ventajas sillas grua piscinas

fuente: accesibilidad4all
validasinbarreras