UNA SOLUCIÓN PARA LAS CAÍDAS: SILLA ELEVADORA PARA CAÍDAS

Caerse es algo serio a cualquier edad, pero lo es mucho más para las personas mayores que son propensas a romperse un hueso con la caída.

¿Por qué se caen las personas?

Las personas se caen si:

  • Tropiezan o resbalan, dan un traspiés o pierden el agarre.
  • Tienen los reflejos lentos, lo que dificulta el mantener el equilibrio o quitarse del paso ante una situación peligrosa.
  • Tienen problemas de equilibrio.
  • Pierden fortaleza muscular.
  • Tienen problemas con la vista.
  • Están enfermos.
  • Toman ciertos medicamentos.
  • Toman bebidas alcohólicas.

Puede que por tener una enfermedad y tomar ciertos medicamentos pueda sentir mareos, desorientación, o se mueva con lentitud.

Los siguientes medicamentos pueden aumentar el riesgo de caídas:

  • Pastillas para la presión arterial.
  • Medicamentos para condiciones cardíacas.
  • Diuréticos (pastillas que ayudan a eliminar el agua).
  • Relajantes musculares.
  • Pastillas para dormir.

Tomar bebidas alcohólicas puede provocar una caída porque puede:

  • Retardar sus reflejos.
  • Causar mareos o somnolencia.
  • Hacer perder el equilibrio.
  • Causar riesgos de caídas.

A veces son inevitables las caídas, y para el cuidador o el familiar que suele socorrer a la persona que ha sufrido la caída le es muy difícil levantarlo del suelo.

Desde Geriayuda os proponemos una solución para este tipo de situaciones.

RAIZER es una nueva silla elevadora pensada para solucionar emergencias de manera rápida y segura. Cuando una persona cae al suelo,la silla elevadora la ayuda a incorporarse para que pueda mantenerse en pie o seguir sentada.

Cada día cientos de personas mayores o con movilidad reducida caen al suelo y no tienen ayuda para poder levantarse. La silla elevadora permite levantar al usuario con la necesidad de un solo asistente.  La persona que se encuentra en el suelo se eleva de manera segura y sin esfuerzo en pocos minutos.

BENEFICIOS 

– Silla móvil para transferencias del suelo a una posición sentada o de pie.
– Esfuerzo físico mínimo para la persona asistente.
– Gran sensación de comodidad y seguridad en el proceso, tanto para la persona caída como su asistente.
– Fácil de transportar en dos bolsas muy ligeras.
– Tiempo de ensamblaje antes de la operativa: un máximo de 3 minutos.