Cuidar al que cuida

En España, el cuidador principal de un enfermo suele ser una mujer, cuya edad está comprendida entre los 45 y 60 años, y a la que unen, con dicho paciente, lazos familiares.

El cuidador asume una gran carga física y psíquica. Se hace cargo de la vida del enfermo: higiene, cuidados, alimentación,etc…

Desafortunadamente, el cuidador principal suele actuar en solitario, ya que no hay muchos casos en los que el resto de los familiares participen o trabajen realmente en equipo de una forma equitativa a la hora de cuidar el enfermo.

En estos casos, en los que el cuidador va asumiendo poco a poco todas las tareas del cuidar, hasta llegar a no hacer otra cosa en su vida personal que dedicar las 24 h del día a este deber.

PROBLEMAS MÁS FRECUENTES DEL CUIDADOR

Sensación de impotencia, de soledad e irritabilidad.

Enfrentamiento con otros familiares.

Depresión.

Insomnio.

Ansiedad.

Disminución de la vida social.

Dificultad de concentración.

Dolores musculares, de espalda, cervicales…

¿QUÉ PODEMOS HACER PARA ALIVIAR ESTA SITUACIÓN?

  1. Descanse cada día los suficiente. Cuide su alimentación.
  2. Pida asesoramiento profesional, adquiera información sobre los cuidados a impartir al paciente sobre la propia enfermedad.
  3. Adaptación del hogar, etc… esto incrementa la sensación de control.
  4. Evite el aislamiento social, oblíguese a mantener el contacto con amigos y familiares, salga de casa.
  5. Intente dedicarse un tiempo semanal para usted pueda salir a relajarse. Una vez haya descansado, vera las cosas con mayor serenidad.
  6. Aprenda a decir no, sin sentirse culpable por ello. Ponga límite a las excesivas demandas del paciente.
Y RECUERDE; SI USTED ENFERMA A CAUSA DEL ESTRÉS, DE NO DEDICARSE TIEMPO, UNA MALA ALIMENTACIÓN O FALTA DE SUEÑO, LA SITUACIÓN EMPEORARÁ.