Beneficios de los parques para mayores. Circuitos biosaludables.

Como sabemos en nuestra sociedad se está produciendo un aumento de esperanza de vida. El 17% de la población española supera los 65 años. Las oportunidades de bienestar físico, social y mental, la promoción de una imagen positiva de la persona mayor, así como las acciones puestas en marcha para el desarrollo de una vida saludable y activa en la 3ª edad son fundamentales.

La realización habitual de actividades físicas no sólo es recomendable para reducir las posibilidades de sufrir problemas cardiovasculares, hipertensión, colesterol, osteoporosis o incluso diabetes, sino que además ofrece una gran posibilidad de socialización con otras personas. Y recordemos que las relaciones sociales son otro de los factores que ralentizan el proceso de envejecimiento.

Así, mantener el cuerpo en activo es clave para asegurarnos que la persona podrá seguir realizando todas las actividades diarias con satisfacción, conservando de esta forma su autonomía. Para ello es importante llevar a cabo ejercicios aeróbicos, de flexibilidad, de resistencia y de equilibrio, que ayudarán a evitar las caídas, pues el 41% de los que las sufren, reducen su movilidad por miedo . No obstante, esto funciona como “el pez que se muerde la cola”, ya que este miedo a la caída y su consecuente reducción de movilidad hace que no se trabaje el equilibrio y por lo tanto las probabilidades de caída aumenten, ¿La solución? Llevar a cabo programas de ejercicio físico de forma habitual.

Ante esta necesidad de facilitar la realización de ejercicios físicos a los más mayores surgieron los conocidos circuitos biosaludables o parques geriátricos. Se trata de espacios generalmente ubicados en parques o plazas de las ciudades, que se componen de diversos aparatos para ejercitar distintas partes y funciones del organismo. Una especie de gimnasio al aire libre especialmente adaptado a las necesidades de las personas mayores.

Estos circuitos biosaludables se crean como un parque compuesto por diversos obstáculos que obligan al trabajo físico de todo el cuerpo, trabajando funciones como el equilibrio, la coordinación, la elasticidad, la fuerza, la movilidad, la agilidad, etcétera. Además, también pueden ser útiles en procesos de rehabilitación de lesiones o dolencias concretas. A continuación enumeramos brevemente los principales objetivos que persiguen estos parques geriátricos:

  • Mantener o mejorar la movilidad articular de la persona.
  • Mejorar la fuerza muscular.
  • Trabajar la coordinación así como la destreza óculo-manual.
  • Fomentar la interacción social entre los diversos usuarios del parque.
  • Mejorar las funciones cognitiva, sensorial y motriz del cerebro.
  • Concienciar a la población mayor de la importancia de realizar programas de ejercicio físico para mantener o mejorar su autonomía y calidad de vida.

Estas iniciativas son ideales para que los mayores puedan cuidar su bienestar y salud a la vez que disfrutan de su tiempo de ocio. Los circuitos biosaludables se constituyen como puntos de encuentro, diversión e interacción entre distintas personas mayores, aumentando la motivación por parte de los individuos a participar activamente en el mantenimiento de sus funciones motoras.

Patricia Barcala Fernández. Trabajadora Social

Geriayuda Ayudas Técnicas

Fuentes: El rincón del cuidador