Alumnos de un colegio gallego utilizan balones de Pilates como sillas

Los estudiantes son uno de los colectivos que más tiempo permanece sentado durante largos periodos de tiempo, esta es una de las principales causas de las molestias lumbares. El instituto Meaño de la localidad gallega de Arousa ha puesto en marcha un novedoso plan para luchar contra este problema y ha decidido cambiar las sillas de los jóvenes por balones de Pilates, con la finalidad de que los adolescentes aprenden a mantenerse erguidos. El objetivo es que los estudiantes corrijan las malas posturas que muchos de ellos adoptan en las sillas, y que les pueden llevar a padecer problemas de espalda.

Una novedosa iniciativa que desde Geriayuda apoyamos, ya que este tipo de ejercicios han demostrado su eficiencia para paliar los dolores lumbares y la corrección postural.