Consejos para proteger a nuestros mayores del frío

Con la llegada del invierno, se acerca la bajada de las temperaturas. Y aunque el frío nos afecta a todos, les suele afectar más a las personas mayores.

Esto se debe a que con el envejecimiento, tienen lugar cambios en nuestro metabolismo que afecta a la percepción de la temperatura y en la regulación de la misma.

Geriayuda le quiere  unos consejos prácticos para que nuestros mayores prevengan mejor el frío:

  • Es aconsejable que, antes de salir a la calle, conozcamos que temperatura hace en el exterior, a través de los medios de comunicación. También podemos instalar un termómetro en casa para comprobar la temperatura que hace.
  • La piel, es la parte de nuestro cuerpo que sufre más la bajada de temperatura,la humedad y el viento, provocando mayor sequedad, eccemas y grietas, por lo que es muy importante que se mantenga hidratada con el uso de cremas.
  • Es importante que se mantenga cubierta, las zonas de nuestros cuerpo que pierden mayor calor, como puede ser la cabeza utilizando gorros. Además es más recomendable utilizar varias capas de ropa que una capa gruesa, ya que las diferentes capas hacen la unción de aislante entre ellas.
  • Otro de los factores a tener en cuenta, es la alimentación. Se aconseja  que se realice una que incluya alimentos que aporten producción de energía calórica. Algunos de ellos puede ser el arroz, la pasta o las legumbres así como los alimentos ricos en proteínas como la carne y el pescado azul.  También es muy adecuado tomar bebidas calientes, como sopa, infusiones, etc. y sobre todo tomar líquido suficiente (agua, zumos, etc).
  • La actividad física es positiva durante todo el año, pero además en invierno nos aporta calor y regula nuestra temperatura corporal.

 

Fuentes: http://gruposanyres.es/

http://www.docsalud.com/